07.11.2017

Tres ventajas de la humidificación para residencias geriátricas

Al igual que los hospitales, las residencias geriátricas son complejos edilicios donde se congregan grupos de personas  que pueden ser especialmente susceptibles a las infecciones. Por una serie de razones relacionadas con la edad, las personas mayores también pueden ser más propensas a afectarse debido a efectos adversos para la salud causados por el aire extremadamente seco. Cuando se establece  una residencia geriátrica o de vida asistida, la humidificación interior adecuada es una necesidad absoluta. Con un buen cuidado y diligencia, resulta sencillo suministrar una hidratación suficiente de aire para viviendas, comedores y espacios de reunión comunal y en residencias geriátricas. Los tres mayores beneficios de la humidificación para geriátricos son:

1: Prevención de enfermedades

La humedad relativa (HR) de un ambiente es una variable clave que influye en la susceptibilidad de los agentes patógenos transportados por aire, tal como los de la influenza. Numerosos estudios han demostrado que la transmisión y la infecciosidad de la mayoría de los virus y bacterias transportadas por el aire, se reduce significativamente con una humedad ambiente entre 40 y 60% HR. Además, el aire inhalado con una HR en este rango es óptimo para preservar la barrera natural de la mucosa del tracto respiratorio de los seres humanos; una poderosa defensa contra los contaminantes aéreos. Por el contrario, la inhalación de aire seco (menos del 40% HR) rápidamente aumenta la viscosidad de la capa mucosa desde la nariz hasta los pulmones, una situación que reduce la eficacia de la protección de esta barrera natural. Por estas razones, el aire humidificado apropiadamente en residencias geriátricas puede reducir significativamente el riesgo de infecciones en sus clientes.

Además, aquellos que viven y trabajan en esas condiciones se sentirán más saludables y suficientemente hidratados, protegidos contra  graves consecuencias para la salud y el debilitamiento del sistema inmunológico. Las condiciones óptimas para la mayor protección contra enfermedades se logran  entre 40 y 60% de HR. Los residentes y los trabajadores también están mejor protegidos contra descargas electrostáticas, puesto que estos niveles no fomentan la acumulación de estática. En síntesis, se reduce el ausentismo laboral y se reducen los problemas respiratorios entre los residentes, logrando así cuidados más efectivos y con menos complicaciones.

2: Alivio del malestar y la irritación

Las condiciones demasiado secas pueden traer aparejada una serie de problemas, no sólo relacionados con las enfermedades, sino también con el confort de los residentes y trabajadores en geriátricos. Las condiciones demasiado húmedas hacen que el aire sea más pesado y así resulta más difícil respirar para los residentes de la tercera edad. La humedad adecuada evita la sequedad de vías aéreas, ojos y garganta, disminuyendo la propensión a desarrollar dolores de garganta, irritación, erupciones, lesiones cutáneas e infecciones oculares. Las condiciones excesivamente secas o húmedas también pueden acrecentar estos problemas, pudiendo causar problemas graves de salud. Por lo tanto, mediante la aplicación de un control de humedad adecuado, es posible proteger contra las molestias e irritaciones de forma mucho más eficaz.

3: Reducción de costos operativos con mayor eficiencia energética y de la calefacción

No es ningún secreto que las residencias geriátricas, al igual que las escuelas y centros médicos, son costosos de operar. Un control de humedad ineficiente agregará problemas, aumentando los gastos de atención médica y suministros necesarios para tratar las enfermedades. La imprevisibilidad de los brotes estacionales dificulta el plan presupuestario y ocasiona gastos adicionales relacionados con infecciones transmitidas por aire, la salud y la seguridad de los residentes, y al ausentismo del personal. El uso de un humidificador,  cualquiera sea de los muchos diferentes sistemas disponibles de Nortec, no sólo mitigará los problemas en estas áreas, sino que también reducirá drásticamente el consumo de energía mejorando, al mismo tiempo, las condiciones ambientales interiores. Los humidificadores Nortec están diseñados para ser completamente ecológicos y de bajo consumo energético, permitiendo que los operadores de residencias geriátricas ahorren en las facturas de calefacción y electricidad. Ese dinero extra que normalmente está reservado a los costos de energía podrá entonces aprovecharse para mejorar la atención, hacer renovaciones o proporcionar una mejor calidad de las condiciones de vida para los residentes y de trabajo, para el personal.

La humidificación adecuada en residencias geriátricas ayuda a mejorar la calidad de vida para los residentes, el confort y el bienestar de los empleados y reduce los costos de funcionamiento de la instalación.  Mediante un sistema de humidificación, cualquiera sea de los muchos modelos de Nortec, se pueden utilizar las propiedades de una forma más rentable y con un mucho menor potencial de riesgos para la salud, con mayor seguridad para las personas que habitan en ellas.

Enlaces similares:

https://www.condair-group.com/human-health-comfort-valuepreservation-humidification/nursing-and-retirement-homes

https://www.achooallergy.com/learning/benefits-of-home-humidification/




¡Contáctenos para hablar con un experto en humidificación!

Leo uno de nuestros otros blogs...